Fashion Week Madrid Primavera / Verano 2017

Fashion Week Madrid: Ailanto

La firma celebra su 15º aniversario en la pasarela madrileña con una colección que vuelve a demostrar su maestría y delicadeza en el arte de la estampación

by Raquel Sáez

Ailanto, colección primavera-verano 2017

 © Estrop

Primer desfile vespertino de esta tercera jornada de desfiles en Fashion Week Madrid, a cargo del dúo de diseñadores bilbaínos, Iñaki y Aitor Muñoz, caras visibles de Ailanto. Una presentación muy especial porque celebran este año su 15º aniversario sobre la pasarela madrileña, y no hay mejor celebración que hacerlo como ellos saben, con una colección que vuelve a demostrar su maestría y delicadeza en el arte de la estampación.

Inspiración: Ailanto recurre a uno de los grandes maestros de la pintura como es Claude Monet y a uno de los grandes hitos en la obra de este maestro del Impresionismo, los jardines de Giverny y los famosos nenúfares que el pintor inmortalizó en infinidad de series de cuadros dedicados al estudio de la luz y del color. Con ello este genio de la pintura abriría las puertas a lo que vendría después dentro de la historia del arte: la abstracción.

La colección: los vestidos son los grandes protagonistas de su presentación, largos hasta los pies, de corte lencero, cortados al bies con las espaldas descubiertas, o con aplicaciones de pequeños volantes o plisados en los cuerpos, y todos ellos realizados en tejidos fluidos, muy livianos. A destacar, los vestidos tipo canesú, bordados en forma de nido de abeja, así como los abrigos tres cuartos y manga japonesa. Pero, además de los vestidos ha vuelto a destacar una de las especialidades de estos dos diseñadores: la delicada estampación de las telas, donde abundan los motivos florales y vegetales, como los inspirados en los nenúfares de Monet que, incluso, llegan a materializarse en forma de pequeños y delicados volantes superpuestos en muchas de las piezas que han presentado, sin olvidar tampoco las formas geométricas como motivo ornamental en su estampación.

Colores: la paleta cromática, enriquecida con los estampados, se mueve en tonos que van desde los verdes, pasando por los tonos tierra, naranjas, blanco, negro o detalles en dorado.

Materiales: la riqueza de los tejidos es comparable a la de sus refinados estampados. Crepes, sedas, fibras naturales como el lino, el piqué con hilo de algodón o delicados encajes.

‘Beauty look’: se ha hecho especial hincapié en la mirada aplicando un tono cobrizo rosado y con un acabado húmedo. El rostro, natural, con un rubor muy sutil; y los labios, perfectamente hidratados, pero sin color. En cuanto al peinado, recogido en trenzas muy deshechas y mechones de pelo suelto.

Más sobre: