El desfile de Pedro del Hierro

Diseñadores y firmas

Listado
by Amaia León

En localizaciones especiales, los desfiles tienen un color muy diferente. Y Pedro del Hierro ha elegido la Real Casa de Correos de Madrid para presentar, en el marco de Fashion Week Madrid, una colección de Primavera/verano 2020 que, además, era una oda a la inmensidad cromática del verano africano. Bautizada como SuperBloom en referencia a la floración que acontece tras la época de lluvias en la sabana, la nueva propuesta de Nacho Aguayo y Álex Miralles, directores creativos de las líneas femenina y masculina respectivamente, ha reflejado esta expresión de vida a través de los tonos de la época -desde verdes y marrones hasta naranjas- pero también a través de siluetas llenas de movimiento. Contra los maxivestidos fluidos, solo han podido competir las apariciones sobre la pasarela de modelos tan variados y llamativos como Simone Jacob (quien, a sus 56 años, se autodefine como "pro-age"), Mark Vanderloo (uno de los modelos masculinos más importantes de los 90) o Sandra Gago, a quien su prometido, Feliciano López, sonreía atento desde un front row compartido con Eugenia Silva, Boris Izaguirre o María F-Rubíes, entre otros.

En plena Puerta del Sol y bajo la cálida luz del atardecer que se colaba por el lucernario del patio, esos y otros modelos de distinas edades y tallas han paseado sobre la pasarela más colorida vista últimamente en Fashion Week Madrid. Inspirado por 24 horas en África, el color ha sido el hilo conductor del desfile, pasando de los primeros tonos neutros diurnos -beiges, marrones y caquis- a una noche en azules marinos, marrones chocolates y negros, con algunos destellos anaranjados del amanecer. A lo largo de toda la propuesta, los detalles étnicos -como aplicaciones de plumas, estampados animales, bandanas en la cabeza o brazaletes de madera- han ido completando los vestidos (tanto cortos como largos) y los kaftanes oversized, dos de las prendas más repetidas.

Pero entre tanta referencia a África, también la herencia madrileña de Pedro del Hierro estaba latente a través de los detalles artesanales made in Spain, las líneas arquitectónicas de los patrones y los tejidos cuidadosamente escogidos, con acabados naturales para el día y brillantes para la noche. Estos últimos, con las lentejuelas como mejor representante, han sido precisamente los que, minutos antes del desfile, Sandra Gago elegía como favoritos para HOLA.com, adelantando así el que sería su primer look sobre la pasarela floral.