El desfile de Agatha Ruiz de la Prada, una colección sin precedentes dedicada a ¡HOLA!

Diseñadores y firmas

Listado
by Luis Javier Merino

Momento único y muy especial el que se ha vivido hoy en Fashion Week Madrid primavera-verano 2020 con Agatha Ruiz de la Prada. La diseñadora ha querido homenajear en su desfile a la revista ¡HOLA! y lo ha hecho con una colección dedicada a nuestra publicación. Una "acertadísima" inspiración, como nos comenta ella misma, con la que quiere aportar su granito de arena a las celebraciones del 75º aniversario de esta emblemática cabecera, cuya primera edición salía a la venta el 8 de septiembre de 1944. Pero a esta colaboración se suman además otras fablosas propuestas. 

La madrileña ha creado el diseño de la bolsa tendencia del verano que podrá adquirirse de forma exclusiva junto con el nuevo número de ¡HOLA! el próximo miércoles en el quiosco; un accesorio que también se pudo ver durante el gran desfile. Y también ha creado una colección cápsula muy ¡HOLA! para toda la familia. Se trata de una serie de básicos en edición limitada disponibles solo a través de nuestra web y de las tiendas insignia de Ágatha. "Para mí, ¡HOLA! ha sido importantísima en mi vida. Recuerdo lo que pasó con mi divorcio, en el momento que me di cuenta que podía decir algo, el único sitio fue ¡HOLA! y fue una decisión acertadísima. ¡HOLA! es el top. Estoy in love con ¡HOLA!", así nos lo confesaba en esta entrevista.

Sobre la pasarela, juega con dos conceptos de moda muy diferentes. Por un lado, busca una moda muy ponible en la que el logo de esta cabecera tiene especial presencia. Por otro, y sin perder ese referente, lo adapta a creaciones agathizadas con volúmenes y acabados más osados propios de su universo creativo más atrevido, sobre todo, patente en sus vestidos de noche con los que cerró su presentación. Una cita que contó como invitada de excepción con Miranda Rijnsburger, esposa de Julio Iglesias, que acudió acompañada de su hijo mayor, Miguel Iglesias, y la novia de este, Danielle Obolevitch.

Sobre la pasarela, Ágatha adapta esta simbólica colección a una estética deportiva que convive con otra que toma como referente la rebeldía glam de los setenta. Potentes estampados de inspiración futurista y matices caleidoscópicos, que dejan cabida a acabados más clásicos como las rayas. Eso sí, siempre con matices metalizados para realzar cada creación. Como prendas, destacan las sudaderas de corte amplio y en tejidos muy suaves, las minifaldas entalladas, los vestidos en diferentes largos y línea ligeramente despegada del cuerpo y camisetas de manga corta. Tampoco pasan desapercibidos sus complementos, donde triunfan los bolsos guateados y las bolsas de gimnasio en el mismo acabado, además de la bolsa de diseño sostenible que se podrá adquirir el próximo miércoles con ¡HOLA!. Como calzado, botines tipo calcetín con plataformas y un tocado con forma de corazón a modo de peineta para presentar a una triunfal 'reina de corazones'.

El desfile se cerró con el famosísimo tema Me va, me va (1989) de Julio Iglesias. Una inolvidable canción que acompañó a Ágatha al salir a saludar a todos los presentes, entre los que se encontraba Eduardo Sánchez Pérez, director de ¡HOLA! En un acto espontáneo, la diseñadora le rescató de entre público para que él también recibiera el aplauso del público reunido en Ifema.