Fashion Week Madrid

Primavera / Verano 2019

Susanna Griso se lleva a su hija pequeña a la Fashion Week Madrid

by hola.com

La presentadora de 'Espejo Público' estuvo en el desfile de Roberto Torretta

No fue una tarde cualquiera. Susanna Griso disfrutó en el front row junto a un buen número de rostros conocidos para tomar nota de las propuestas del modisto para la próxima primavera. No fue sola a esta cita sin embargo, ya que de su mano caminaba una de las personas más importantes de su vida: su hija. La pequeña, a la que adoptó en Costa de Marfil y que llegó a España hace unos dos meses, miraba todo a su alrededor con mucha curiosidad, sin perderse ningún detalle y es que, a sus cinco años, esta era una experiencia del todo nueva para ella.

VER GALERÍA

Antes de llegar al recinto en el que se celebra este encuentro con la moda, se pudo ver a madre e hija en la calle. La niña parece que jugaba antes de subirse al coche ante la divertida mirada de la presentadora, que todavía no se ha ido de vacaciones y sigue al frente del programa de televisión que presenta. Su tiempo libre, como se puede ver, es para su familia, a quien se dedica siempre que sus compromisos se lo permiten. Atentos al desfile de Torretta, estaban también su hijo Carlos, Javier Merino, María Suelves y Verónica Mengod, entre otros.

VER GALERÍA

La sonrisa de Susanna Griso al recibir la visita de su hija a la salida del trabajo

Susanna Griso vive con ilusión los primeros días de su hija en España

Susanna contaba el año pasado que llevaba ocho años queriendo aumentar la familia mediante la adopción. "Me han asignado una niña de Costa de Marfil, pero aún faltan unos meses. Ha sido muy largo, pero ahora quiero pensar en la fase final", confesaba. "Adoptar ha sido una decisión meditada. Llevo ocho años en este proceso y 30 dándole vueltas. Siempre he pensado que, en algún país muy lejano, había un niño esperándome. He tenido mucha vocación maternal", dijo tras conseguir el Premio Ondas a la mejor presentadora, el segundo de su carrera. En el mes de abril, junto a su marido, Carles Torras, y sus dos hijos, Jan, de 15 años, y Mireia, de 13, ponía rumbo a Abiyán, una ciudad al sur de Costa de Marfil, y cumplía su sueño de traer a su pequeña a casa.

Más sobre: