Fashion Week Madrid

Primavera / Verano 2019

Diseñadores y firmas

Listado

El desfile de Palomo Spain

Un viaje alrededor del mundo con destino hacia la madurez

by Regina Navarro

Remontarse a épocas pasadas se ha convertido en una constante para Alejandro Gómez Palomo, director creativo de la firma Palomo Spain. Si la temporada pasada nos hacía mirar hacia el imaginario de Felipe IV, ahora el diseñador cordobés nos invita a adentrarnos en un Wunderkammer, uno de esos gabinetes de curiosidades de los siglos XVIII y XIX. Unos espacios en los que era posible encontrar casi todo que han servido para inspirar, y nombrar, su colección primavera-verano 2019.

En el marco de Fashion Week Madrid y con el Museo de Ciencias Naturales como escenario, Alejandro ha presentado un viaje hacia los rincones más desconocidos del mundo y hacia su madurez. Y lo ha hecho al amparo de todo tipo de formas, colores y texturas. De diseños que, como viene siendo habitual en sus trabajos, invitan a descubrir nuevos horizontes. En esta ocasión el diseñador ha tomado la silueta del explorador como base para crear un sin fin de propuestas. Prendas sofisticadas en las que los pantalones, las túnicas, los caftanes y las casacas completan uno de los armarios masculinos más coloridos, en los que básicos como el negro o los tierra, conviven con fucsias y azules vibrantes. Y se entremezclan con complementos -un sector que decidió abrazar hace dos temporadas- de cuero y pieles de pitón en tonos eléctricos.

En esta visión más madura de la moda, en la que Alejandro abandona la efervescencia de colecciones anteriores para convertirla en sofisticación, el diseñador juega con los materiales con maestría. Elige linos para sus diseños más puros y tradicionales, cuero y tejidos laminados para sus propuestas más transgresoras, algodón para la comodidad de sus viajeros y sedas para las prendas más exóticas. El resultado es una colección que invita a seguir adentrándose en su imaginario. Uno que, en esta ocasión, tampoco se han querido perder Pedro Almodóvar, Paco León o Rossy de Palma que se sentaban expectantes en el front row.