El regreso de doña Letizia a la pasarela madrileña con una blusa romántica y falda con aberturas

by Mariana Torres
 © Gtresonline

Más sobre:

Cuarto día de desfiles en esta 75ª edición de Fashion Week Madrid, en la que hemos podido tomar nota de las últimas tendencias para temporada Otoño/Invierno 2022-2023, también presentes en los elegantes looks de las españolas que han acudido a estas jornadas de moda. Este viernes, no obstante, destaca una invitada especial que llevaba 12 años sin asistir a la pasarela madrileña. Como la gran embajadora que es del sello Made In Spain, doña Letizia da un paso más allá con su vuelta, tras más de una década, a la Semana de la Moda de la capital, un acontecimiento que deja en evidencia su evolución de estilo, de Princesa de Asturias a Reina de España.

VER GALERÍA

Loading the player...

 

- El regreso de Victoria de Marichalar a Fashion Week Madrid con un traje clásico y blusa 'hippy'

Un tándem infalible para su cita con la moda: blusa romántica y falda con truco

Doña Letizia ya había adelantado la primavera con sus últimos looks, una blusa bordada con gran carga simbólica y el vestido de punto floral que desearíamos presumir sin abrigo. Por ello no sorprende que su elección para este esperado retorno al pabellón 14.1 de IFEMA sea un luminoso conjunto destinado para el clima de entretiempo, a pesar del mal temporal que acompaña este jueves en Madrid. Ha escogido un total look de color blanco conformado por una romántica blusa de cuello redondo, mangas largas ligeramente abullonadas en corte globo; una vaporosa falda al tono, de pliegues con aberturas, y unos salones clásicos de piel marrón, firmados por Magrit, con su clutch trenzado a juego. Con respecto a las joyas, no ha podido faltar su onmipresente anillo circular de Karen Hallam, en sintonía con unos pendientes de aros dorados.

VER GALERÍA

- La Reina revoluciona con su visita a Fashion Week Madrid

Los beneficios de su 'dos piezas' más favorecedor

A su paso por las instalaciones del recinto, donde ha podido echar un ojo a las magníficas creaciones de nuevos diseñadores españoles, ha llamado especialmente la atención el efecto conseguido al conjuntar este top ligero y holgado con una falda de tiro alto y silueta acampanada, cuyas propiedades para estrechar la cintura de por sí son innegables, pero que además cuenta con varios detalles de aberturas alrededor del bajo, permitiendo a la Reina presumir de sus tonificadas piernas bajo la ilusión óptica de parecer mucho más largas

Esta combinación de blusa y falda amplia es una de las preferidas por la Reina los 365 días del año y la ajusta, según sea la ocasión, cambiando los tejidos y estampados. Un perfecto ejemplo de ello fue su solemne y apropiada versión de este dos piezas en color negro para el concierto In Memoriam por las víctimas del terrorismo, que tuvo lugar apenas unas horas antes, la pasada noche del jueves.  

VER GALERÍA

- Once básicos que definen el estilo de entretiempo de doña Letizia

una misma cita, 12 años más tarde y con un estilo muy diferente

La primera y única que vez que doña Letizia, todavía como princesa de Asturias, visitó Fashion Week Madrid, entonces llamada Pasarela Cibeles, fue en septiembre de 2010. Se trató de una edición muy especial, pues se inauguró la plataforma EGO, que muchas ediciones después continúa su intención de dar visibilidad a los jóvenes talentos de la moda local. Su look aquel día no solo dista de los estilismos que suele llevar actualmente sino que pone en evidencia su transformación de estilo al asumir el papel de Reina. Escogió un conjunto sencillo de blusa rosa palo de efecto fajín, cárdigan lila, pantalones blancos acampanados y sandalias peep toe de plataforma, todo firmado por Adolfo Domínguez, y entre sus accesorios, resaltaba un maxibrazalete de mariposa, supertendencia entre las adolescentes de moda que buscan emular el esitlo de los años 2000.

Por aquel entonces, la mujer de Felipe VI llevaba la melena alisada meticulosamente y con mechas rubias, sello estético que ha sustituido en los últimos años por un tinte oscuro, en ocasiones dejando ver orgullosamente sus canas. Lo mismo ocurre si hablamos de maquillaje, pues solía llevarlo siguiendo la tendencia del makeup no makeup hipernatural, con una fijación por la paleta de pasteles, aunque ahora prefiere tonos cálidos, tierra o ahumados, que resalten su mirada

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie