Fashion Week Madrid Primavera / Verano 2017

Andrés Sardá

Fashion Week Madrid: Andrés Sardá

La sensualidad y el colorido conquistan el comienzo de la pasarela madrileña

by Luis Javier Merino
Andrés Sardá (primavera-verano 2017). © Estrop

Arranca Fashion Week Madrid primavera-verano 2017… y, para empezar, el colorido, sensual y espectacular desfile de Andrés Sardá. Firma de lencería y baño que, como es habitual, sabe cómo captar la atención del público con un espectáculo donde no falta una puesta en escena llamativa –una vez más, su pasarela contaba con una pantalla LED que emitía diferentes imágenes acordes con la colección- y una estrella invitada, que, en esta ocasión, fue la actriz Rossy de Palma. Fue la encargada de abrir y cerrar este ‘show’, y lo hizo con un caminar muy teatral, elegante y único, que hizo que todos los asistentes no dejaran de aplaudir.

DETALLES:

-Título: Four Seasons.

-Estética predominante: Cortes y acabados ‘ochenteros’.

-Concepto: La colección de primavera-verano supone una fusión de sus anteriores temporadas. Pero lo hace englobándolas en cuatro partes, que rinden homenaje a las cuatro estaciones del año: primavera y verano para mostrar sus propuestas de baño; y otoño e invierno, para su lencería.

-Primavera: Puesta en escena en la que se rinden tributo a las flores, cuyos pétalos sirven para estampar algunas de las creaciones. En esta ‘estación’, el color se presenta llamativo en tonalidades pastel y sorbete contrastadas.

-Verano: La época más cálida del año nos trae unos diseños muy sensuales, que se inspiran en las rayas tanto marineras como de complementos y accesorios playeros, como las coloridas sombrillas o los tradicionales balones de playa con estampado a rayas.

-Otoño: El encaje hace su aparición en esta parte de la colección, con prendas de talle elevado y sinuosos cortes. Las tonalidades empolvadas y los ornamentos de hojas metalizadas recorriendo el cuerpo de las modelos son el nexo de unión en esta estación.

-Invierno: Tonalidades neutras, junto con seductores tonos como el coral o el caramelo; cristales de Swarovski bordados y ‘paillettes’ toman la pasarela. Por su parte, el encaje de Chantilly continúa conquistando estas creaciones, que se adornan con enormes lazadas que toman como referente esos regalos que se entregan por Navidad o Reyes.

-‘Beauty look’: Los ojos se realzan muy maquillados con sombra en tono azul eléctrico (excepto Rossy de Palma, que los llevaba en tono dorado con acabado escarchado); y los labios, ‘nude’. El pelo se engomina hacia atrás y se recoge en un moño bajo tipo ‘bailarina’.

Más sobre: