Modesto Lomba: “La vena creativa forma parte del ADN de nuestra cultura”

by Raquel Sáez

A pocos días de que Modesto Lomba presente su nueva colección de otoño-invierno 2016-2017 en la pasarela madrileña (la sexagésima, según sus propias palabras), nos hemos reunido con él para charlar de moda, de creatividad y de cómo ve el futuro de un sector que, aunque parezca lo contrario para mucha gente, goza de buena salud; eso sí, tras haber pasado como ha sucedido en otros ámbitos por su correspondiente catarsis durante los años más duros de la crisis. Y es que para este diseñador, que es además el actual presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), el primer peldaño que conduce a ese futuro de la moda española pasa por asegurar, precisamente, el relevo generacional.

VER GALERÍA
© Francisco Nogueira

Tan convencido está de ello que defiende fervientemente la relación que la asociación que él representa esté en permanente contacto con las universidades y escuelas de diseño y moda de nuestro país. Pero hay más, porque dentro de esta estrategia ha querido dar un paso más para involucrar a la gente más joven, a los preuniversitarios, aquellos con edades comprendidas entre 15 y 18 años. Para ello ACME en asociación con la Universidad Francisco de Vitoria y el Fashion Studies Institute han organizado el primer Campus Moda, que se desarrollará durante la primera quincena de julio y en el que los alumnos que participen tendrán oportunidad de conocer de primera mano el mundo de la moda desde dos aspectos fundamentales, el creativo y el industrial.

Se trata de una iniciativa pionera en nuestro país y de la que Modesto Lomba no puede esconder sentirse muy satisfecho: “En mis orígenes yo llegué a Barcelona para estudiar corte y confección. No existían estudios de moda como tal. Por eso los que hemos tenido esa carencia sabemos lo importante que es tener una buena formación acorde con lo que realmente te gusta. Cuando yo pongo en marcha Devota & Lomba junto a Luis Devota, Luis era arquitecto, pero estudió arquitectura por imposición familiar. Cuando él acabó la carrera por fin pudo dedicarse a lo que realmente le gustaba, que era la moda. En aquel entonces prácticamente tenías que ‘dar una vuelta al mundo’ para dedicarte a lo que de verdad era tu pasión. Por eso la importancia de esta iniciativa radica en que se trata de ir al principio, de dirigirte a todos aquellos chicos que todavía no han decidido en qué sector de la moda quieren trabajar, si quieren ser patronistas, diseñadores, modistas, abogados especializados en moda o dedicarse a la comunicación de moda. Porque parece como si todas las escuelas estuvieran formando diseñadores, estrellas. Y yo siempre digo que si no tuviera el equipo que tengo detrás, no podría hacer lo que hago”.

OBJETIVO: FORMAR BUENOS PROFESIONALES ESPECIALIZADOS EN MODA

Los sesenta alumnos que participen en este curso pre-universitario de excelencia tendrán oportunidad no solo de aprender nociones de ilustración, corte y confección, patronaje, estilismo o conceptos como creación de una marca de moda, marketing o distribución, también podrán compartir talleres con diseñadores como Juanjo Oliva, Victorio & Lucchino, Roberto Torretta, David Delfín, Ágatha Ruiz de la Prada, Rosa Clará o el propio Modesto Lomba. “Los alumnos recibirán una formación de, prácticamente, 360º. Es un programa intenso, con un nivel muy bueno, además contamos con un profesorado universitario y de profesionales del sector también de gran nivel. Lo fundamental es que te tiene que apasionar la moda. Y con esta iniciativa se pretende orientarlos, pero también, y llegado el caso, descabalgarlos”; y es que, como indica el propio Modesto, la moda no solo es glamour, también hay mucho trabajo detrás.
A la vista de estas iniciativas, lo que el diseñador parece tener muy claro es que en España la cantera la tenemos garantizada, porque tal y como él mismo comenta, “la vena creativa forma parte del ADN de nuestra cultura. Hay que tener en cuenta que la moda ha atravesado sus ciclos y a medida que la sociedad ha ido cambiando, la moda se ha ido adaptando también a esos cambios”.

Y efectivamente ha sido así. Desde que con el diseñador británico Charles Frederick Worth (1800) se inaugurara (simbólicamente) lo que hoy entendemos como moda moderna, se han venido desarrollando a lo largo de la historia tres modelos de producción y consumo de moda muy diferentes, pero muy significativos: primero la Alta Costura (donde el concepto de lujo está asociado a la distinción de clase) y cuyo mayor representante es Francia; en segundo lugar, y tras la segunda guerra mundial, el prêt à porter, fruto del advenimiento, como señala el propio Modesto, de la llamada clase media y que tiene en Italia su máximo exponente; y, finalmente, lo que hoy conocemos como fast fashion, con empresas como Inditex o Mango a la cabeza y que han conseguido posicionar a España como líder indiscutible del sector. “Actualmente, Francia, Italia y España constituyen un eje fundamental en el mundo de la moda”, puntualiza el diseñador.

DISEÑO VERSUS 'FAST FASHION'

España es, pues, para Modesto Lomba un país que marca tendencia porque la fast fashion impone la moda en el mundo entero, además de contribuir al posicionamiento de nuestro país dentro del sector. Ahora bien, una cosa es que el diseñador reconozca la labor que nuestro país está realizando como exportador de fast fashion al resto del mundo, y otra muy diferente es que, como creativo, establezca una clara línea divisoria con lo que representa el concepto de ‘diseño’: “El trabajo de un creador es fundamentalmente aspiracional, y no quiero renunciar a este concepto. Es el diseñador quien percibe cómo vamos a vestir”, precisa. Y en esto no le falta razón, porque todo el mundo es consciente de que lo que hace la llamada ‘moda rápida o fast fashion’ es copiar las tendencias que alumbran las pasarelas para transformarlas y convertirlas en productos que se pueden colocar inmediatamente en el mercado.

VER GALERÍA

Por eso, cuando Modesto Lomba hace referencia a la nueva colección que presentará en la pasarela Fashion Week Madrid, deja claro que a él, como creativo, no le interesa el mundo de las tendencias: “En España ya hay quien se dedica a dictar lo que se va a llevar en el mundo. En una colección debe imperar el espíritu de la marca, y luego ya se encargarán otros de ‘chupar’ las esencias para transmitir las tendencias. El próximo 22 de febrero presentamos la que será la 60ª colección de Devota & Lomba, que es una continuidad de la primera, porque en realidad el proceso creativo es un proceso de investigación. Ahora, tenemos datos que ya hemos procesado y que tenemos pensados para la siguiente colección. Pero cada colección tiene su propia personalidad, esta en concreto toma como base el Tamgram (un milenario juego de origen chino) a través del cual queremos plasmar el desorden en el que vivimos en nuestros entornos urbanos y cómo podemos volver a recuperarlo”.

RENOVARSE O MORIR

Pero la moda sigue cambiando a un ritmo tan frenético como lo hace el mercado y ya hay grandes firmas, como Burberry o Tom Ford que han decidido mostrar su colección al mismo tiempo que se pone a la venta. Renovarse o morir, y los grandes creativos están decididos a subirse al carro de los nuevos tiempos. Eso sí, como apunta el propio Modesto Lomba, reivindicando que el diseño representa también una llamada al consumo responsable y a eso que llamamos ‘moda sostenible’, últimamente tan en boga, porque son prendas que van a perdurar en el tiempo y están producidas en proximidad.

Modesto Lomba no tiene ninguna duda cuando afirma: “En España tenemos creativos de sobra. Pero como ocurre en cualquier profesión, florecen veinticinco y se mantienen en el tiempo cinco. El asunto es que tienes que demostrar que eres creativo y ser un buen gestor de tu propia creación. Actualmente, estamos en una etapa muy buena desde el punto de vista industrial, tanto a nivel nacional como internacional, además nuestros diseñadores también hacen negocio, eso sí, cada uno adopta modelos muy diferentes”.

Es verdad que el sector de la moda nacional tiene una importantísima proyección, y aunque para él no es una excusa, el diseñador también opina que al final se trata también de una cuestión de inversión, un terreno en el que franceses e italianos nos llevan cierta ventaja. No obstante, en España también tenemos uno de los ejemplos más sobresalientes de los últimos años: el magnífico trabajo que está desarrollando una firma como DELPOZO, propiedad del grupo Perfumes y Diseño, que cuenta con Josep Font al frente de la dirección creativa.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema