Cibeles Madrid Fashion Week: Ágatha Ruiz de la Prada

Un año más, la diseñadora pone de manifiesto su personal interpretación de color y las formas para mostrar creaciones concebidas para quienes quieran una nota desinhibida y alegre a la hora de vestir

Ampliar

Ágatha Ruiz de la Prada, colección primavera-verano 2011  

Penúltimo desfile de esta jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week, que corre a cargo de la que es considerada por muchos una de las diseñadoras más desenfadadas de la pasarela: Ágatha Ruiz de la Prada, un creadora que, año tras año, se adueña del color hasta haberlo convertido en una de sus señas de identidad. No importa la estación, la diseñadora de origen catalán siempre sorprende con una paleta cromática que aplica a diseños, normalmente, pensados para todas aquellas que quieren una nota alegre y, sobre todo, desinhibida a la hora de vestir. ¿Y que mejor época para expresarlo que la próxima temporada?

Inspiración: De cualquier modo, la ambientación que ha buscado para presentar sus propuestas no puede ser más veraniega al evocar, sobre la pasarela, los apetecibles días de sol y playa, tal y como ponían de manifiesto la sombrilla y el sonido del mar que envolvían los momentos previos al desfile.

La colección: Por un lado, la diseñadora muestra vestidos, pantalones, 'shorts' o camisetas de hechura y tejidos muy confortables y veraniegos para, poco a poco, introducirse en la experimentación de las formas, que pueden ser esféricas, cónicas, cuadradas o rectangulares y crear llamativas prendas que poseen un acusado carácter volumétrico y tridimensional.

Colores: Como siempre, los colores del arcoíris inundan todas sus propuestas, con un predominio de los tonos cálidos, perfectamente complementados con los más fríos, como los verdes o azules. Pero, en general, amarillos, naranjas, rojos y fucsias se adueñan de las prendas.

Tejidos: Entre los más destacables los tafetanes, el lino, los algodones, la seda, las organzas y el denim, que sigue como material de confección estrella para los días más veraniegos. Especial mención merece también el plástico nacarado que ha aparecido como material en algunas de sus prendas.

Un detalle: han cobrado especial protagonismo los complementos. Especialmente destacables han sido los turbantes, en las más variadas formas y tamaños; lo mismo que las gafas y los bolsos en tamaño XXL. Otra nota interesante han sido las sandalias de cuña de madera, con asombrosas formas y colores en los tacones.

Compartir esta noticia:

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema