Hija de un arquitecto coleccionista de arte y de una aristócrata catalana, Ágatha cursó estudios en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda de Barcelona. En los ochenta presentaba por vez primera sus prendas en Local, el Centro de Diseño de la capital española. Tras un segundo desfile en el Museo de Arte Moderno, hizo realidad uno de sus más ansiados caprichos, exponer una colección de trajes hechos con tela pintada en la galería de arte Vijande. Hoy, sus divertidos y coloristas diseños se han paseado ya por las pasarelas de Madrid, Barcelona, Burdeos, Milán, Berlín, Kyoto, París o Nueva York. Rebelde, inquieta y original. Así es Agatha Ruiz de la Prada, una diseñadora que ha sabido dar a la moda española un aire fresco y colorista desconocido hasta su llegada.

Ágatha Ruiz de la Prada